07/2017 - Blog Edenet - Edenet

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Limpieza de verano: Fundamental cada temporada

Publicado por en Noticias Sector ·

La limpieza de verano consiste en una limpieza a fondo de toda la casa que se realiza tras finalizar la temporada de invierno para dejar la casa a punto para el verano.
La limpieza de verano se remonta a muchos años atrás cuando toda la familia colaboraba en hacer la limpieza de todas las habitaciones del hogar, de todos los textiles y del interior de los muebles.

En la actualidad también se lleva a cabo la limpieza de verano en los hogares pero de una forma distinta a años atrás ya que los cambios en la vida actual y la forma de vida ha cambiado y con ello la forma de realizare la limpieza de verano.

Lo que no ha cambiado en la limpieza de verano han sido las diferentes tareas que deben realizarse para dejar la casa a punto para el verano tras el largo invierno.

Entre las tareas de limpieza de verano destacan: la limpieza de textiles; las cortinas, las fundas del sofá, la vuelta de los colchones, los cambios de ropa en los armarios, la retirada de alfombras… También está entre las tareas de limpieza de verano el limpiar el mobiliario en profundidad, altillos, interior de los cajones, bajos de los muebles… y retirar la gran cantidad de pelusas que se acumulan durante todo el año.

Para que la limpieza del hogar sea más llevadera debemos hacerla de forma gradual ya que son muchas tareas y nos llevará gran esfuerzo realizarlas todas. Para llevar a cabo esta limpieza podemos contratar el servicio de limpieza de Wayook y despreocuparnos de ella y así poder disfrutar de nuestra casa limpia y reluciente.

Como comenzar a organizar la limpieza de verano:
  • Elegir qué día vamos a dedicar a cada parte de la limpieza
  • Adquirir los productos necesarios para realizar la limpieza en profundidad
  • Organizar el orden de limpieza de cada habitación
  • Tener buena actitud y energía para realizar las tareas

Tareas que hay que llevar a cabo en la limpieza de verano:
  • Organizar los elementos de decoración de cada habitación. Retirar los que no sirven para nada que se han ido acumulado durante el año, retirar los que ya no nos gusten y no vayan acorde con la decoración de nuestra casa. Es muy importante no trasladar objetos de una habitación a otra. Si ya no nos gustan o no los necesitamos tenemos que tirarlos o regalarlos, no nos sirve de nada trasladarlos de una habitación a otra.
  • Retirar todos los objetos de la habitación para poder limpiar cada rincón en profundidad. Retirar cuadros, lámparas, libros… para poder limpiar con facilidad y profundidad sin que nada nos estorbe. Cuanto más despejado este el espacio mejor para poder llevar a cabo la limpieza de la habitación.
  • Limpiar y ordenar el interior de los armarios y los cajones para poder guardar correctamente la ropa de verano y guardar bien la de invierno protegiéndola de humedades y ácaros. Hay que limpiar bien el interior de los armarios para evitar malos olores y las polillas.
  • Para limpiar los altillos de los armarios, la superficie de los muebles, los techos y las lámparas utilizaremos un plumero antiestático y nos ayudaremos de una escalera para poder alcanzar a todos los rincones.
  • Con la ayuda de la escalera también retiraremos las cortinas y estores de las habitaciones para limpiarlos y plancharlos para después volverlos a colocar cuando estén limpios.
  • Con la ayuda de una aspiradora, aspiraremos el canapé, la base tapizada o el somier de las camas, los colchones, los sofás, los sillones… cualquier mueble que tenga alguna parte textil.
  • El colchón lo voltearemos y lo cambiaremos de posición para que recupere su forma y siga siendo confortable. Dar un buen mantenimiento y cuidado al colchón hará que alarguemos su tiempo de uso. Un colchón bien cuidado nos puede durar muchos años.
  • Las ventanas, persianas, cristales, alfeizares… los retiraremos en la medida de lo posible y los limpiaremos y secaremos con minucioso cuidado. A continuación los volveremos a colocar y a engrasar si fuese necesario.
  • También retiraremos y limpiaremos alfombras y moquetas. Debemos llevarlas a un lugar especializado en limpieza de este tipo de textiles para que realicen una limpieza en profundidad que elimine ácaros y manchas más resistentes.
  • Al tener despejadas las habitaciones aprovecharemos para limpiar enchufes e interruptores. Algunos de ellos están en lugares escondidos o detrás de muebles por lo que en la limpieza diaria pasan desapercibidos. En la limpieza de verano no abra rincón que se nos resista a la limpieza.
  • Aprovechando que hemos retirado alfombras y muebles podemos abrillantar el suelo, pulir la madera o encerar el parqué. Es el momento perfecto para llevar a cabo la puesta a punto del suelo ya que están la mayoría de los objetos retirados y es más fácil realizarlo. Tener el suelo en un estado es muy importante para que la casa tenga buen aspecto y transmita orden y limpieza.
  • La limpieza a fondo de la cocina, se trata de la más complicada y costosa. Se necesita más tiempo para poder tener a punto todos los electrodomésticos, muebles y loza que componen la cocina. Hay que vaciar el congelador, el frigorífico, la despensa… y limpiar y desinfectar cada uno de los electrodomésticos ya que con el uso se ensucian y acumulan gran cantidad de gérmenes y bacterias. Los restos de comida caducada, botes abiertos y paquetes de comida mal cerrados desprenden malos olores y llaman a la aparición de bichos e insectos por ello hay que tener especial cuidado en la limpieza de la cocina.
  • La limpieza del baño también debe ser a fondo. Tenemos que ayudarnos de una escalera para limpiar todo el alicatado y frotar bien las juntas de los azulejos ya que la humedad las ensucia y ennegrece y dan muy mal aspecto. Además haremos especial hincapié en las tuberías y desagües que acumulan suciedad, pelos y restos de maquillaje. Tenemos que utilizar productos especiales para limpiar los desagües y las tuberías del baño.




Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal